8 mar. 2009

¡¡El apocalipsis!!

Un día cualquiera, en la facultad, me dirijo a hacer fotocopias. Mi mirada va a parar a la estantería donde ponen los folletos de publicidad y uno me llama la atención. En la portada aparece la frase "¿qué es el aborto?" y una foto de un niño pequeño con cara triste, vestido con un peto con uno de los tirantes oportunamente caído, para dar gran sensación de desprotección. Antes de abrirlo ya imagino lo que voy a encontrar en su interior, pero le echo un vistazo, por si me sorprende, y resulto equivocado en mi prejuicio. Hace dos horas lo he recogido de la basura. Mi hermano lo rompió en dos y lo tiró... parece que no me equivoqué.

En su interior podemos encontrar gran cantidad de información propagandista en contra del aborto. No me parece mal que si alguien está en contra de algo, el aborto en este caso, cree una asociación para intentar cambiar algo que cree que está mal. Lo que me parece patético es que recurran a la demonización y la manipulación. Y es que en el mentado panfleto encontramos las siguientes perlas."El aborto es un drama para la mujer que lo sufre. contra su verdadera voluntad, angustiosamente presionada por sus circunstancias y su soledad [...] El aborto es un fracaso colectivo de la sociedad, que se desentiende, insolidariamente, de la mujer que se enfrenta al dilema del aborto, ofreciéndole como única salida la muerte de su propio hijo [...] El aborto es el negocio de la muerte, un negocio multimillonario cuyo verdadero interés es generar ingresos a costa de la muerte del niño y el sufrimiento de la madre [...] El aborto es un holocausto silenciado [...] El Gobierno pretende eludir su responsabilidad ante la mujer embarazada a la que, en una situación angustiosa y de extrema debilidad, se le plantea la posibilidad de abortar como única salida a su situación." Y para rematar añaden dos frases, una de Ghandi y otra de la madre Teresa de Calcuta, como para darle mayor importancia a su discurso.

Repasemos. Según estos señores, prácticamente alguien va a la casa de la señora embarazada y la obliga a abortar en contra de su voluntad, sólo por hacerla sufrir. Y es que todo el mundo sabe que los señores que se dedican a realizar abortos no son más que enviados del mismísimo Satanás, que disfrutan con el sufrimiento humano y que no descansan ni un minuto en su búsqueda de mujeres que hacer abortar, ya que no tienen otra forma de ganarse la vida. No me quiero extender con mi opinión, pero creo que es preferible el aborto a que un niño nazca en el seno de una familia en el que no se le podrá mantener o nisiquiera se le querrá. Si una mujer aborta no lo hace (al menos por norma general) en contra de su voluntad, sino que ha sopesado los pros y los contras de la situación, pues abortar no es algo que se haga todos los días. Lo mejor de todo es que nisiquiera plantean una solución, su único objetivo es parar la ley... una vez hecho esto se desentenderán de los niños (sí, yo también se demonizar) o quizás pretendan, como dice la madre Teresa de Calcuta en las declaraciones que aparecen en el folleto, que les den los niños a ellos. No se yo como se las apañarían.

3 comentarios:

  1. Jajajaja... que gracia me hizo eso del "tirante oportunamente caído", jaja, muy bueno...
    Ahora, poniendos serios, hay que tener en cuenta que este tema es muy complicado de tratar. Yo estoy a favor del aborto, pero de igual forma entiendo a aquellas personas que lo rechazan por convicciones religiosas o morales, o ambas a la vez, ya que religión y moralidad van de la mano.
    Estoy convencido de que abortar no es en absoluto fácil, y que si una mujer ha decidido abortar es porque, como tú dices, ha sopesado los pros y los contras.
    Es admirable que muchas madres, sabiendo que sus hijos nacerán con problemas físicos, sigan adelane con el embarazo. Pero de la misma forma es igualmente respetable que una mujer decida inerrumpir su embarazo por el mismo suceso o porque, como nuevamente dices, será criado en una familia en la que apenás se le querrá y mantendrá. Tanto en una situación como en la otra es la persona, la mujer en este caso, la que decide.
    Ahora bien, hay dos cosas que no soporto tanto de los partidarios del aborto como de los que no lo son. Primeramente no soporto que la nueva ley del aborto permita abortar, sin el consentimiento paterno, con sólo dieciséis años. ¿Cómo se puede permitir que alguien tan joven pueda decidir sobre un tema tan delicado en una edad en la que ni siquiera puede firmar cualquier documento? Eso sí que no lo apruebo. En segundo lugar no soporto que los antiabortistas(católicos creyentes en su mayoría) se escuden en términos como "cultura de la muerte" o "genocidio silenciado" para no decir directamente que en su religión, la cristiana en su vertiente católica, es amoral practicar el aborto. Si nos ponemos en ese plan cultura de la muerte también serían los dueños de las funerarias, que sangran a los familiares de los fallecidos. Y que yo sepa no he oído queja alguna.
    Los antiabortistas han de tener en cuenta que el aborto es una ley, no una obligación. De la misma manera que alguien es creyente y decide no abortar también existen personas que por sus propias convicciones sí deciden hacerlo.

    Pd: pedazo comentario que he escrito. xDD

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidó ponerte una web católica, conservadora y antiabortista. De hecho ese tema es uno de sus favoritos. Yo la sigo diariamente para ver qué opinan.
    http://www.hazteoir.org/

    ResponderEliminar
  3. Los que crearon ese folleto son católicos, ¿no? Típico.

    Resulta irónico ver como intentan mostrar que el aborto se obliga a la mujer en cuestión, cuando éstos precisamente buscan hacer lo mismo pero en el caso contrario: obligarlas a que el hijo nazca.

    Me parece una auténtica vergüenza esta gente que tienen la cara de seguir manteniendo sus ideas primitivas después de haberse demostrado una y mil veces sus auténticas intensiones. Patético.

    Por cierto, una pregunta a longorón: ¿Éso de que la ley permita abortar sin el consentimiento a de los padres a una mujer de 16 años está registrada en España? Porque si es por ejemplo en Estados Unidos, no me resulta extraño, sabiendo que allí la ley indica que un adolescente alcanza la mayoría de edad a los 16.

    Un saludo.

    PD: Mierda, me estoy planteando la idea de crearme yo también un blog. En fin, quizás lo haga hoy y todo.

    ResponderEliminar