14 mar. 2010

Crónica de una tarde de locos

Este viernes fue uno de esos días en que no tienes ningún plan en mente, y de repente te surge uno de la nada, y además uno al que no te puedes negar. El problema de esto es cuando tienes que ir corriendo de un lado a otro para llegar a tiempo al susodicho plan. Pongámonos en situación. Me encuentro yo a las 18:30 de la tarde aproximadamente saliendo en busca de mi hermano para ir a la piscina. Suena el móvil, aparco el coche y me dice mi madre que me pueden dar dos invitaciones para la inauguración del Festival de cine internacional de Las Palmas de Gran canaria. Como comprenderéis, lo prefiero antes que ir a la piscina, para eso hay más días. Hasta aquí todo bien, ahora empieza la odisea. Cuando llamo a quien me iba a dejar las invitaciones se me queda el móvil sin bateria... perfecto. Doy la vuelta hacia mi casa, hago las llamadas pertinentes. Me dicen que la inauguración empieza a las 20:00, son las 19:00 y no sé con quien voy a ir. No da tiempo de recoger a mi novia, mi hermano no tiene ganas (ya se arrepentiría al día sigiente)... por suerte mi amigo Dani no falla, no se lo piensa un momento.

A partir de este momento comenzó el rally por las carreteras para llegar a tiempo a recoger las invitaciones y a Dani. Mira que no me gusta andar con prisas, pero últimamente, no se como lo hago, pero fijo llego al límite. La cuestión es que llegué sin ningún incidente hasta el auditorio Alfredo Kraus y con el tiempo justo... pero todo está muy vacío. Nos acercamos a la taquilla mosqueados y nos enteramos de que empieza las 21:30. Por un lado me jode, tantas prisas para nada, pero al menos ahora hay tiempo para cenar algo y dar un paseo.

Una vez con el estómago lleno y viendo que la zona se empieza a llenar nos acercamos a la puerta y vemos que ya se puede ir entrando. Al entregar la entrada nos sorprendemos al ver que tenemos asientos en primera fila. La verdad es que no podemos quejarnos... pero lo mejor estaba aún por llegar. Al entrar vemos un gran revuelo de gente, flashes por todas partes, y el clásico sitio en el que posan los famosos para la foto (sitio que gracias a "Sé lo que hicisteis" sé que se llama photocall). No me preguntéis por qué, pero al ver tanto revuelo pensé, igual hasta veo a Pilar Rubio por aquí... efectivamente ahí estaba. No penséis que soy un fan obsesionado ni nada de eso, es más, raramente reconozco a los famosos de turno, pero es que esa mujer me encanta desde que la veía en Six pack (vale que no era ninguna maravilla de programa, pero bien que me entretenía en su época en las tardes de domingo). Tras pensármelo un poco finalmente me animé a pedirle una foto, porque dudo que vuelva a tener la suerte de encontrármela cara a cara. Por si alguien se lo pregunta, sí, es tan guapa como en la tele, aunque ya aparecerá alguna envidiosa para ponerlo en duda.

Pasado el momento famoseo, entramos a la sala a por nuestros asientos y a esperar a que comenzara la gala. Mientras tanto ojeamos el folleto del festival y fuimos echando el ojo a un par de películas (Double take fue una de ellas y vengo ahora mismo de verla... bastante extraña la verdad, aún no he sacado una conclusión firme, más allá de que la guerra fría tiene algunas similitudes con los Macguffins del maestro Hitchcock). No voy a entrar a comentar en profundidad la gala, estuvo bien, especialmente las dos actuaciones musicales. A los presentadores les faltaba algo de gracia, pero total, no esperaba nada especial. Sí cabe destacar a la azafata que se encargaba de guiar a los distintos directores y miembros del jurado en el escenario. Creo que es la persona más estirada que he visto en mi vida. Caminaba en plan soldado, siempre en línea recta y girando sobre los talones. Miraba a todo el mundo por encima de las gafas y no tenía una sonrisa para nadie. Lo mejor es que para indicarles que tenían que salir del escenario se limitaba a mover la cabeza en la dirección que tenían que tomar. En un principio pensamos que estaba actuando, luego nos planteamos subir a sacarle el palo del culo y por último decidimos tomárnoslo a coña.

Y tras la gala llegó lo interesante, la proyección de la película La isla interior, de Dunia Ayaso y Félix Sabroso, que, en pocas palabras, me encantó. La película cuenta la historia de una familia que se reúne debido a un accidente sufrido por su padre, el cuál padece esquizofrenia (detalle muy importante). En un principio observamos que las relaciones entre los distintos miembros no son precisamente perfectas y algún personaje nos resulta un tanto extraño en el primer contacto. Posteriormente pasamos a 3 días antes del accidente y es cuando conocemos mejor a todos los personajes, sus relaciones y demás. Sin entrar en demasiados detalles, por si alguno está interesado en verla, lo que más me llamó la atención fue que cuando crees que entiendes a cada personaje descubres que está incluso más "tocado" que el resto, aparte de algunas escenas que desprendían una sensibilidad especial. Como detalle curioso, la mayor parte de la película está rodada en Gran Canaria, por lo que me pasé la película reconociendo escenarios. Incluso en un par de ocasiones me paraba a pensar que los personajes no tenían que tomar el camino que tomaban para ir a su destino... chorradas aparte, una muy buena película que recomiendo que vean si tienen la ocasión.

Y si tras este tocho tienen ganas de más, todavía pueden leer la historia desde el punto de vista de Dani, que seguro que estará mejor y más elegantemente escrita.

3 comentarios:

  1. Tío, tío, tío... Viste a Pilar Rubio... Cabronazo. xD

    ResponderEliminar
  2. Permíteme que nos felicite por los dos. Esta entrada conjunta nos ha quedado muy, pero que muy bien. Fue una noche bastante legendaria... ¡Y, por favor, mi entrada mejor y más elegantmente escrita! Haces que se me enciendan los colores, pirata. xDDD

    ResponderEliminar