17 may. 2009

El barroquismo

En un texto literario es común encontrar cierto recargamiento y detallismo a la hora de añadir detalles, y por lo general queda bien y enriquece el texto, sin embargo hay ocasiones en que no hacen más que liar, y aquí va un claro ejemplo. Estudiando esta tarde en la facultad de Arquitectura de la ULPGC me encontré con el siguiente cartel:
"En evitación de los trastornos que se ocasionan con el inventario del mobiliario de este edificio, como consecuencia de la costumbre de los usuarios de mover dicho mobiliario desde un aula a otra, se ruega respeten su ubicación habitual."
Me da que alguien se las quiso dar de culto y se hizo un lío. Tanto rollo para limitarse a decir: "no nos rueden las sillas ni las mesas que jode bastante". La verdad, si la gente sigue rodando las cosas quizás sea porque no entienden que coño quieren decir con el cartelito.
Y como extra, el cuadro barroco en el menu del DVD de la 2ª temporada de muchachada nui.

3 comentarios:

  1. La verdad es que sí, hay carteles informativos que más bien desinforman. ¡Ah! Y si quieres barroquismo en literatura lee a Borges o a Alejo Carpentier, vas a ver tú lo que son descripciones recargadas y detalladas xDD.

    Pd: ¡qué cansinidad el vídeo de muchachada por Dioss!

    ResponderEliminar
  2. De borges recuerdo haber hojeado el libro que tenías y era bastante complicado el tema... sera cuestión de darle otra oportunidad... aunque por lo visto en tu último post ni así xD

    ResponderEliminar
  3. LAS CORRIENTES LIETRARIS SON DIVERTIDAS

    ResponderEliminar