7 jun. 2010

El disco de tu vida

Hace algunos días comentaba en Twitter que echo de menos esa sensación de misterio que antiguamente tenía al comprar un CD. No sabías que ibas a encontrarte, si tu grupo favorito te decepcionaría, si estarías ante una obra maestra, o habían cambiado de registro. Hoy en día nos compramos un disco y sabemos perfectamente lo que vamos a encontrar, incluso que canción no merece la pena y pasarás sin darle una oportunidad... bueno, eso en el caso de que sigáis comprando discos, claro. Actualmente pocos conocen discos enteros de cualquier artista, sino que nos quedamos con los singles o nuestras canciones favoritas y listo. Yo siempre procuro escuchar el disco al que pertenece esa canción que tanto me ha gustado, para comprobar si es cosa de un hit, o el grupo realmente merece la pena. Por otro lado está el hecho de los discos vistos como un conjunto, un todo inseparable, que creo que también es bastante interesante. Hay casos muy claros como la Ley Innata de Extremoduro, pero no son pocos los discos, en que gran parte de la magia está en la progresión canción tras canción, en los cambios y contrastes que se van produciendo, y la historia o sentimiento global que nos transmite.

Después de este tocho, vamos al meollo de la cuestión. Ese disco (o discos) que han marcado un momento importante en tu vida, bien sea por lo musical o por otros aspectos secundarios. En mi caso han habido varios discos que considero importantes como son Yo, minoría absoluta de Extremoduro (aunque descubrí todos los discos a la vez, este me parece especialmente bueno), By the way de los Red Hot Chili Peppers, Absolution de Muse o más recientemente 1999 de Love of lesbian. Pero sin duda, si me preguntan, el disco que más me ha marcado ha sido Hybrid Theory de Linkin Park.


Pongámonos en situación. El disco se publicó allá por el año 2000, cuando servidor contaba con 10-11 años, así que podeís imaginar la cultura musical con la que podía contar. Era de esos niños que esuchaba lo que ponían en la radio y veían la MTV. Vamos, que escuchaba lo que me echaban básicamente. Bien es cierto que desde temprano tiré más hacia el rock que al pop blandurrio. En su momento prefería Estopa a Alejandro Sanz, y ya por aquella época escuchaba a Bon Jovi y cosas así. Incluso poco antes de descubrir a Linkin Park me enganché a Limp Bizkit, pero no llegó a los niveles del disco en cuestión. Recuerdo ver por primera vez el videoclip de One Step Closer en la MTV y me gustó la música, la imagen y todas esas cosas que ves en la MTV.

La cosa es que fui escuchando más canciones, me siguió gustando y acabé por pillarme el disco. Por aquella época ya me gustaba el inglés y me interesé por traducir las letras de las canciones. Siempre diré que este disco me llevó a saber más de inglés y al gusto por traducir textos. Resultó que, debido a la mezcla de inocencia y tendencia de magnificar las cosas propias de la edad, me sentí identificado con todas y cada una de las letras del álbum. Letras que hablaban de aislamiento, no reconocerse en un todo, traiciones, rabia y esforzarse para nada... pues ahí me veía yo. Tal fue el enganche al disco, que raro era el día en que no lo escuchaba dos veces, aunque a esto también ayudaba bastante que en la guagua para ir y volver al colegio no pusieran más que bachata y demás basura que con el tiempo degeneraría en el reggaeton y los discos de Don Omar sonando día sí y día también... pero esa es otra historia.

Con el tiempo vas descubriendo otras músicas y estilos, y acabas por perderle el aprecio a ciertas cosas. A Linkin Park, acabé por verles su lado malo (basta decir que de 7 discos publicados, más de la mitad son remixes, directos y demás) hasta que se volvieron blanditos del todo con su último álbum. Pero nada les arrebata el hecho de que con este disco marcaron un momento importante de mi vida, y que lo escuché prácticamente hasta rallarlo.

Y ahora es vuestro turno, ¿cuál ha sido ese disco que os ha marcado?

6 comentarios:

  1. Me ha gustado la entrada y bien cierto es que este disco de Linkin es de los que marcan un antes y un déspues.

    Yo si tuviera que destacar un CD,no podría o quizás sí,me acuerdo que mi madre era una enganchada a la compra de discos y un día le dije que quería una colección pero mía desquitandome de su música que más tarde vi que no era tan mala para nada,puesto que tiene discos de queen,bon jovi..El caso es que el primero fue Warning de Green Day y ya desde ahí abrí la puerta a toda esa estela de grupos como Red Hot chili peppers sum 41, offspring o Limp biskit y linkin park.Con extremo también me paso que por escucharlos respete la música en español mucho más de lo que lo hacía.Y por último The Eminem Show después de escuchar ese disco tuve claro las influencias músicales que quería hasta ahora.

    ResponderEliminar
  2. baby one more time!!

    ResponderEliminar
  3. Puf, pues son muchos, algunos de ellos incluso he rehusado de volver a escucharlos porque pertenecen a etapas de mi vida que no me gustan, o simplemente ya no representan nada de mí. Pero si hay un disco que podría resultar ciertamente especial para mí, ése es el Relationship Of Command, de At The Drive-In. Y en concreto por un tema: One Armed Scissor. Es el último disco de su discografía, lanzado en el 2000. Más tarde Omar Rodríguez López (jé, mira tú por dónde) y cía formaron otros proyectos, entre ellos The Mars Volta. El caso es que este tema en su día lo escuché alguna que otra vez, me quedaba con su ritmo enganchante y la voz de Cedric Bixler-Zavala dulce y emotiva a la misma vez. El caso es que nunca más supe de ésta... hasta el año pasado, que en una fiesta del Hada Verde la pincharon. Cuando la escuché, tuve la sensación de haberla oído antes, un deja-vú, pero luego le resté importancia. Un mes más tarde lo dejé con mi ex. Durante varios meses lo pasé fatal, no me la quitaba de la cabeza, no estaba tranquilo. Y luego, nuevamente en el Hada Verde, volví a escuchar este tema, y tuve una sensación extraña, como si estuviera protegido, como si estuviera en mi hogar tranquilamente.

    Y desde entonces, hago mis escapadas hacia este disco, sobre todo a este tema.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso, me pasó algo muy parecido a lo que cuentas. Por lo de la radio, la MTV, el Hybrid Theory, sus letras... todo. También el desencanto posterior. Ahora veo a Linkin Park y no me parecen más que los Backstreet Boys con guitarra y algo parecido a rap. No los soporto.

    Si tengo que elegir un disco, me es complicado. Si me preguntas películas, me sería más fácil. Pero hoy en día, el primero que se me viene a la cabeza es el Back to black de Amy Winehouse.
    A mí me da igual la prensa rosa, su vida privada y toda esa mierda. Simplemente ese disco me parece perfecto. Corto, directo, con inmensa calidad, efectivo... Podría escucharlo millones de veces. De hecho lo he escuchado millones de veces.

    Abrazacos!

    ResponderEliminar
  5. Linkin Park creo que es uno de los grupos con los que empezamos a descubrir el rock muchos y luego nos damos cuenta de que ese género es muy grande y éstos están muy por debajo de muchos grupos. Si tuviera que destacar un disco que me marcara mucho es sin duda el Postcards from heaven de Lighthouse Family, nunca se me olvidará cuando mi madre me lo regaló, estaba sentado yo en la parte de atrás del coche de mi padre, como todo buen niño de 8 años, y me dice mi madre, toma. Y se me pusieron los ojos como platos. Quizá no sea un gran disco, pero siempre le tendré un cariño especial.

    Saludos chiquillo!

    ResponderEliminar
  6. mmmm un disco que me haya marcado... pues por seguir por la época de la MTV... "The writings on the wall" de Destiny's Child. Beyoncé molaba más cuando tenía un grupo. También el "Come on over" de Shania Twain. :PP Ambos los escuché (y los escucho) hasta la saciedad!

    ResponderEliminar