13 jun. 2010

Wanted, o adaptar por adaptar

Hoy toca hablar de nuevo de cómics y cine. Curiosamente vuelvo a tratar un cómic de Mark Millar y de su adaptación cinematográfica... pero no temáis, que no pienso volverme monotemático.

Quien más quien menos ha oído hablar de Wanted, esa película de hace un par de años protagonizada por Angelina Jolie y James McAvoy. Desde los anuncios me dió un pestazo tremendo a otra fantasmada de acción. Al final accedí a verla por petición de mi novia, que argumentaba que tampoco estaba tan mal. Al final resultó ser una chorrada llena de fantasmadas, pero que llegado un momento aceptas que no puedes tomarla en serio y hasta te echas unas risas. El caso es que estos días me dió por leer el cómic en el que se basaba... y para que fue aquello. Como bien dije en la crítica de Kick-ass, con el tiempo he aprendido a ver las adaptaciones como entes aparte de la obra original, porque si no, es imposible disfrutarlo... pero es que este caso clama al cielo.

De la película guardo el vago recuerdo que te dejan este tipo de películas de usar y tirar que no te alcanzan más allá de la retina. Si recuerdo que el comienzo, viendo la tristísima vida de un pringado cualquiera, me recordó mucho a El club de la Lucha, y que me hizo gracia el Fuck you que formaba el teclado al romperse. Más allá de eso, creo que recordar que el protagonista acababa metido en una organización que tenía una especie de telar y mataba a quien le mandaban. Todo eso aderezado con muchas balas curvas (física, chúpate esa) y el culo de Angelina Jolie.

Y ahora me diréis que soy el único que se fijó

Cual fué mi sorpresa al empezar a leer el cómic y descubrir que sólo compartía con la película el comienzo. Porque Wanted se trata, sin duda, de uno de los cómics más bestias y pasado de vueltas que he leído en mucho tiempo. Lo que en la película es una sociedad de asesinos, en el cómic se trata de una sociedad secreta de supervillanos que gobierna el mundo. Personalmente me encanta la idea de que los supervillanos sean más numerosos y poderosos que los superhéroes y hayan conseguido erradicarlos del mapa. A partir de entonces, al protagonista (que en el cómic se parece muchísimo a Eminem) se le sube el poder a la cabeza y manda a tomar por culo toda su vida y se dedica a matar, violar y hacer el mal por placer... porque puede. A partir de entonces comienza el desfile de villanos, a cada cual más original y esperpéntico. Personalmente me quedo con 2: Shithead y Mr. Rictus. El primero, como se puede intuir por su nombre, es un ser creado a partir de la mierda de los hombres más malvados que han existido (Hitler entre otros). Mr. Rictus, por su parte, era un buen samaritano, que tras morir clínicamente durante unos momentos, descubrió que no existía cielo ni nada de lo que le habían prometido, y se convirtió en un ser sin moral.

A partir de aquí el cómic se convierte en una historia de violencia y traiciones que merece al menos un vistazo. Destaco especialmente las últimas páginas en las que el protagonista manda (literalmente) a la mierda al lector que se cree que tiene una vida mejor que la suya. Soy consciente de que este cómic no se puede adaptar tal cual al cine, principalmente porque lloverían críticas sobre la falta de moralidad de la historia y el exceso de violencia, pero me parecen ridículas las enormes diferencias entre una versión y otra. Si quieres hacer una película sobre asesinos a sueldo que curvan las balas, créate tus propios personajes, pero no compres los derechos de un cómic del que sólo vas a usar las 10 primeras páginas a lo sumo. Eso sí, gran parte de la culpa la tiene también Mark Millar, por permitir que hicieran eso con su guión... allá cada cual.

6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu crítica,después de leer el cómic y tras haber visto la película,solo comparten el principio del metraje y el nombre.Si querían las primeras páginas podrían haberlo hecho sin comprar derechos,no nos hubiésemos dado cuenta viendo el resto.

    El caso es que Mark Millar me está ganando como adepto con cada obra,eso si,A ver si se lee los guiones que le pasan,me lo imagino leyendo las 2 primeras páginas y diciendo " ¿para que me lo voy a leer entero si yo sé como termina,yo hice el cómic?,por cierto ¿Dónde hay que firmar?".

    ResponderEliminar
  2. No he leido el comic pero ya había leido que era una violación anal...lo que pasa que no hasta un punto tan extremo. La cinta me pareció lo que dices, divertida y olvidable a partes iguales, pero ahora me han dado ganas d leer el comic!

    Yo creo que hoy en día si que se pueden hacer películas así en hollywood, lo que pasa que tendrían que ser más baratas y seguro que la polémica ayudaba en su promoción. Cuando lleguen dos productores con cojones a Los Angeles se van a forrar.

    ResponderEliminar
  3. Bien dicho Pasota, para cuando quieren que reserve los billetes?

    Pablo, ya me comentarás si te animas a leerlo.

    ResponderEliminar
  4. He cambiado las bases del concurso en mi web Deschain. Por si te interesa.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. No se que pasa de último con tus comentarios Pablo, que no me llegan al correo, por suerte de vez en cuando reviso las entradas recientes. Gracias por el aviso! :)

    ResponderEliminar