14 mar. 2009

Derechil

Probablemente, lo mejor que ha salido en el Saturday Night Live español, ha sido este anuncio ficticio de una medicina llamada Derechil. Me ha gustado sobretodo porque es una gran verdad lo que dicen en el video, con tantas facilidades la gente se aburguesa y se creen muy de izquierdas... pero no es así. Además dan algo de caña a personajes conocidos, algo que los acerca un poco más a la versión original del programa. Y es que tras las semanas de emisión del programa he confirmado que es muy inferior a la versión americana. Da la impresión de que siempre quieren meter chistes de sexo, en ocasiones haciendo sketches que giran totalmente alrededor de esa temática.

Por otro lado, cuando has visto los sketches originales en los que se inspiran muchos de los emitidos, te das cuenta lo mucho que pierden, probablemente porque los actores/cómicos españoles tienen un nivel bastante inferior al de los yankis, aunque también tiene que ver las adaptaciones o españolizaciones que hacen, algo lógico pero que me chirría muchísimo. Un ejemplo clarísimo es el sketch, que a modo de parodia de Behind the scenes, muestra la grabación de (Don´t fear) The Reaper, canción de Blue Öyster Cult.
En el primer programa del SNL español hicieron la versión del sketch y me pareció horrible. Primero los dos sketches y después comento.


- Watch the top videos of the week here

Aquí la versión española.


Está claro que comparar a Secun de la Rosa con Christopher Walken sería un sacrilegio pero... ¿era necesario ese tonillo? En segundo lugar, ¿de donde sacaron que haciendo el sketch con Barón Rojo tendría gracia? Uno de los puntos positivos del sketch original es que en la canción de Blue Öyster Cult también suena el cencerro, pero (obviamente) mucho más bajo. Sin embargo, en una canción de Barón Rojo no pega ni con cola un cencerro. Y por último, en el sketch original, el nombre del productor es un chiste, pues se llama Bruce Dickenson, nombre muy similar a Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden, metido también a productor. En el sketch se da e a entender que el tal Dickenson no es más que un productor cualquiera aprovechándose del nombre. Sin embargo, en el español el nombre utilizado es Cristo Cristoferson, y que yo sepa no hay nadie con un nombre similar en el mundo de la música, por lo que ese chiste se lo han comido.

Este es sólo un ejemplo de los muchos sketches que he visto adaptados en las semanas que he visto el programa, y ninguno se ha acercado al original. En fin, que si tengo un rato, no me importa ver el programa mientras ceno, pero que no cuenten conmigo como espectador fiel, porque los momentos brillantes del programa son pocos (derechil o el sketch de los mensajes subliminales por ejemplo), de resto, pues se deja ver. De regalo otro sketch del SNL americano protagonizado por Christopher Walken, titulado The continental. Por desgracia no lo he encontrado subtitulado, pero con algo de idea de inglés creo que se entiende bien (a pesar del extraño acento del personaje).




2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustó mucho el anuncio de Derechil, ya era hora de que dieran un poco de caña en lo que se refiere a política e ideología. En cuanto a los sketches versionados... me parecen pésimos. Y es lo que tú dices, están metiendo muchas actuaciones con chistes de sexo por la cara, como si eso fuera a dar más gracia. Me estoy dando cuenta de que es un buen programa, pero para nada es genial. ¡Ah! Dices que el nivel de los cómicos españoles es bajo. ¡Ni mucho menos! Son muy buenos; lo que pasa es que SNL es un programa preparado para la mentalidad americana, y eso influye en la actuación. El hurmor europeo es diferente, por mucho que se intente versionar el SNL nunca será lo mismo.
    Lo que no me gustó nada del último programa es que volvieron a copiar el sketch de los italianos salidos. Es lo mismo pero con otro escenenario. Si Cuatro quiere que el programa continue tiene que innovar más, no versionar tanto y dejar esos sketches de sexo sin sentido.

    ResponderEliminar