4 abr. 2009

El mentiroso veloz

Hamilton es un mentiroso y un tramposo. Lo sé, no es ninguna novedad, los seguidores de la F1 ya conocen los juegos que se traen este hombre y su escudería en el mundo de este deporte. Un ejemplo perfecto es la famosa grúa que metió a Hamilton en pista en Nürburgring 2007. Pues bien, ahora se puede llamar a este hombre mentiroso sin ninguna vergüenza. Resulta que la semana pasada, tras finalizar la primera carrera del mundial, se informó que Jarno Trulli perdía la 3ª plaza del podio por haber adelantado a Hamilton mientras el Safety car estaba en pista, algo que está prohibido por el reglamento. Por tanto, Hamilton subía un puesto en la clasificación y ganaba más puntos.

El otro día saltó la noticia de que Hamilton había mentido a los comisarios de la carrera. Los hechos son estos: Jarno Trulli se sale en una curva cuando el Safety Car ya está en pista; Hamilton le pasa; el equipo Mclaren ordena a Hamilton que deje que Trulli lo adelanta; Lewis obedece pero se queja, diciendo que Trulli cometió un error y no debería haberlo dejado pasar; Hamilton y su equipo mienten a los comisarios diciendo que Trulli le adelantó de forma ilegal. Por suerte se descubrió el pastel y Hamilton se quedó con el culo al aire. Sinceramente, creo que el castigo (le quitan los puntos obtenidos en la carrera) es muy débil, pero ¿que íbamos a esperar del niño mimado de la F1? Al menos ya nadie puede dudar de que Hamilton no es más que un mentiroso y un enchufado.

P.D. Con todo mi cariño, le dedico la canción Liar, Liar de The Used a Lewis Hamilton.

No hay comentarios:

Publicar un comentario