26 dic. 2011

American Horror Story

Esta semana ha llegado a su final, al igual que muchas otras series, American Horror Story, la que, para bien o para mal, ha sido el estreno que más ha dado que hablar de la temporada. Llevaba ya unos cuantos capítulos con ese cosquilleo que me decía que tenía que escribir algo sobre la serie, pero decidí que lo mejor sería esperar hasta el final de temporada, así que allá voy. (A partir de aquí, obviamente, es un campo minado de spoilers)

Ya desde antes de su estreno, con las primeras promos, la serie estaba haciendo mucho ruido por internet. La verdad es que de entrada no me llamaba la atención, principalmente porque no tenía en mente ver ninguna serie nueva este año, pero tras un par de recomendaciones me lancé a por ella, y me gustó mucho lo que vi. El primer capítulo me enganchó por la ambientación, la historia, ese ritmo endiablado (pasan más cosas en un episodio que en temporadas completas de otras series... lo cual no es necesariamente bueno), la magnífica cabecera y, para qué engañarnos, por Alexandra Breckenridge.

Fantasmas como éste póngame 4.

Sin duda, una de las razones de su éxito es su "originalidad", en cuanto a adaptar un género como el terror a la pequeña pantalla. No se puede negar que la serie es un mejunje de clichés de clásicos del terror, plagado de referencias que en ocasiones se utilizan con acierto, pero en otras parecen metidos con desgana y casi más por falta de originalidad que por el guiño en sí (la asociación niño con skate/El Resplandor, por ejemplo). Sin embargo el conjunto queda bien y no chirría, aunque sea porque es una serie con tantos ingredientes y tan pasada de rosca que ya da igual lo que pongas, que no va a chirriar... o eso debieron pensar los creadores.

A mi gusto, uno de los principales aciertos ha sido la mitología de la historia, con todas esa historias pasadas en la casa que solían introducir al principio de los capítulos que ayudaban a situarte en algunas historias, pero que a la vez descolocaban aún más (mención especial para la Dalia Negra). Me gustaba mucho el enfoque de la casa como protagonista de la historia (Lostie sin remedio que es uno) con todos esos personajes en torno a ella, y precisamente por eso me fue decepcionando al avanzar los capítulos. Tengo la sensación de que tenían la serie bien pensada hasta Halloween, y a partir de ahí empezaron a improvisar y todo se fue al carajo.

De un momento a otro Tate era el centro de todas las historias y se les fue de las manos, especialmente con lo de Rubber Man, momento en el que ya perdieron toda la credibilidad, porque me da igual cuantas veces me digas lo mucho que estiliza el traje de látex, el tipo de los primeros episodios NO era Tate. Hubiese preferido mil veces que introdujeran a otro inquilino, o incluso que quedase sin revelar la identidad de Rubber Man. Y a partir de ahí todo fueron muertes (llega un momento en el que no puedes evitar pensar cuanta gente puede caber en esa casa) y revelaciones innecesarias, hasta llegar a un último episodio que da la sensación de haberlo hecho con prisas y riéndose de sí mismos, aunque esto último no tiene por qué ser negativo.

El balance final diría que es bueno, pero por poco margen, porque la verdad es que es una serie que engancha como pocas, pero me queda la incómoda sensación de que podría haber dado mucho más, aunque igual es que puse muchas esperanzas en ella al empezar. Antes de acabar creo que es necesario reconocer el gran reparto que tiene la serie (quizás dejaría fuera a Dylan Mcdermott) especialmente en cuanto a personajes secundarios: Zachary Quinto, Jessica Lange, Frances Conroy y Eric Stonestreet hacen un trabajo realmente memorable.

4 comentarios:

  1. Coño avisa de Spoiler

    ResponderEliminar
  2. Hombre, es lógico que si es un análisis de la temporada van a haber spoilers, pero bueno...

    ResponderEliminar
  3. Coincido en el buen reparto secundario que tiene la serie, y en cuanto a que tras el 4-5 capítulo empezaron a rizar el rizo. Con lo bien que había empezado.

    Eso sí, me ha tenido muy atenta a no perderme un capítulo y hacía tiempo que no me pasaba.

    ResponderEliminar
  4. Si..es verdad eso de los fantasmas que interactuan con los vivos es muy de "El resplandor". Basicamente.

    ResponderEliminar