28 may. 2012

Reflexiones en tu puta cara

He decidido que tengo un nuevo tipo de gente preferida. Esa gente que encuentra un hueco en sus ajetreadas vidas para reflexionar sobre ti y tu personalidad, y tras darle muchas vueltas, hacer esquemas en su pizarra de juzgar y despejar la chi cuadrado deciden que te han descifrado, que te entienden y saben como funcionas y por lo tanto están en el soberano derecho de dictar qué es lo que estás haciendo mal en tu vida y por qué eres inferior al resto, empezando por ellos. Por supuesto esta magnífico descubrimiento nunca te lo vendrán a decir directamente, siempre acabas recibiendo tan excelsa información por otras vías. Y es que si lo hicieran se enfrentarían a un gélido ¿y qué?

¿De verdad piensas que me vas a descubrir un nuevo mundo? Podrían plantearse por un segundo que soy la persona que más tiempo pasa conmigo mismo, que probablemente me conozca a la perfección y sepa dónde fallo y dónde no. Quizás como ellos pasan tanto tiempo juzgando al resto han olvidado mirarse un espejo y reflexionar sobre ellos mismos. Quizás no saben que si soy de una determinada manera es porque estoy en paz conmigo mismo, y eso es mucho más de lo que algunos pueden decir. Es tan sencillo como que no quiero ser como tú.


OFF-TOPIC

Lo de siempre, sé que esto está algo muerto, pero esta vez sin embargo tengo más cosas entre manos que nunca. Como verán a la derecha, he empezado a colaborar en diferentes páginas, de vez en cuando aparezco por Paperfront, un magazine en el que un gran grupo de gente escribe de temas muy variados; también me he lanzado a las reseñas de cómics en Crónica de un picao, con la ilustre compañía de Jonay Armas. Si hay alguien que eche de menos los relatos a petición, decir que yo también echo de menos escribirlos, y que espero que más pronto que tarde vuelvan de una forma especial, que estamos preparando Erik Cohen y yo. Por último adelantar que he colaborado en un proyecto que me hace bastante ilusión pero del que aún no puedo hablar, espero que en breve pueda daros más noticias. Sin más, volveré.

2 comentarios:

  1. Bah, a tomar por saco los que se dedican a psicoanalizar. La mayoría no acierta y si acierta, como bien dices... ¿y qué? El problema, si es que lo hay, será tuyo y de nadie más.

    Suerte con esos proyectos!

    ResponderEliminar